marzo 1, 2016 getxoexpress

Cerca del ambulatorio de Las Arenas y la Calle Mayor se encuentra la pequeña Ermita de Santa Ana. Esta fue fundada en 1864 por Francisca Labrocha, viuda de Máximo Aguirre y hoy en día es uno de los ejemplos más antiguos de arquitectura neogótica en Bizkaia.

Rodeada de árboles y jardines, la Ermita de Santa Ana es testigo de los juegos y risas de los más pequeños, que disfrutan todas las tardes en los columpios de la propia plaza. Pese a su pequeño tamaño, la Ermita de Santa Ana es preciosa y actualmente se emplea para celebrar bodas, ¡no hay lugar más especial que ese!

Si estás pensando en dar el «sí, quiero» o si simplemente te apetece sacar una preciosa foto te animamos a que te pases por Santa Ana, ¡te retamos a que consigas una fotografía cualquier día por la tarde sin niños jugando por medio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *